1 de enero de 2016

San Silvestre

Me hago cruces.
¿Cómo puede ser que al papa que inventó el domingo como fiesta de guardar se le recuerde porque en su santo día (el último del año) la gente se tire a la calle a correr en su nombre?
Estas fotos son de la San Silvestre vallecana, la pionera de las 200 que se celebran en España. La ha ganado un keniata disfrazado de corredor como cualquier San Silvestre del mundo que se precie.








3 comentarios:

carlos dijo...

Manifiesto y conjunto de retratos de una alocada persecución del año que huye a uña de caballo. ¿Quizás también quebrada? Un abrazo.

Estibaliz Burgaleta dijo...

Nunca he entendido la costumbre de correr. Hacer jogging que se decía cuando era pequeña, running que le dicen ahora. Correr... ¿para qué?, ¿para llegar a dónde?, ¿para huir de qué?
Será que yo soy más de andar fuertecito.

Uno dijo...

CARLOS, empieza a preocuparme lo tuyo con las uñas. Supongo que responderá a alguna llamada ancestral que se me escapa. Las meigas eran muy de poner uñas en las pócimas.

ESTÍBALIZ, para llegar a Vallecas, mujer. Ya se que como objetivo vital no parece gran cosa pero es que en estos días se bebe tanto...

ABRAZOS PARA LOS DOS.