3 de noviembre de 2010

Estaciones

Atocha. 
Como tantas veces, Julio quedó con Irene en la estación. Pero fué curiosamente su mujer, que no estaba invitada al encuentro, quien haría de aquella cita un momento inolvidable.

La Concordia
Olano, en la estación, no tiene la menor duda de que van a matarle. Su carta llegará mañana a la comisaría de Uretamendi.

30 comentarios:

CaféOlé dijo...

Lo que dan de sí las estaciones, eh? No me he visto nunca en la situación de Olano pero sí en la de la mujer de Julio: cuando aún era una cría tuve un rollito con uno que se aburría tanto solo que se dedicaba a rellenar el tiempo que no pasaba conmigo quedando con otra chica.
Casualidades de la vida, un día coincidimos en la estación: yo con dos amigas y él esperando a la tercera en discordia! Todavía me acuerdo de la cara de idiota que se le quedó... y de lo que nos reimos mis amigas y yo a su costa cuando se me pasó el cabreo (a punto estuve de partirle la cara allí mismo, no te digo más)
Las fotos son geniales, como siempre.
Muak.

Adrianos dijo...

me da a mi que la que llega tarde al encuentro es Irene que viendo a la mujer de Julio pasa de largo...

mientras que el "asesino de Olano" no llega y al pobre le encieran en una clinica por sufrir el "sindrome de persecución" ese...

Alforte dijo...

La mujer de Julio es peligrosa, estrena conjunto y algo oculta en su enorme bolso, también ha visitado al estilista para ir "vestida para matar"

DressedToKill Kises

Nan de Bil dijo...

Molan los protagonistas anónimos a los q luego no hay q sufrir en portadas, entrevistas, alfombras rojas...arrrrriba en anonimato!
Saludo

Stultifer dijo...

Estaciones de gloria y de penitencia. Otoños fríos y andenes llenos de besos vacíos.

Champy dijo...

Las estaciones, los aeropuertos, las centrales...son escenarios estupendos.... y se ve cada cosa...

Hay se siente de todo, desde protección hasta desprotección...como Olano...

Tambien son ideales para morir. Así lo eligió el.

Esa mujer me recuerda Chunking Express...

He reflexionado algo...

2046

calamarin dijo...

Ufff ambas situaciones me ponen muy nervioso, voy a tomarme un Tranquimazin...

Justo dijo...

La estación de Achota, como la llamaba un amigo mío..

Veo a Julio en un ménage à trois, completamente abducido y sin capacidad de iniciativa.. porque son ellas dos, las mujeres de tacones, quienes se van a sentir atraídas progresivamente.

Y espero que este Olano no tenga que ver con nuestro Molano de Género ful, que dasapareció tan abruptamente..

Argax dijo...

Está claro que la mujer de Julio viene pisando fuerte, lleva una torta anticipada y aun decide si dársela a él o a ella. El sonido de ese sopapo resonará en toda la estación y por unos momentos todos se detendrán, se hará el silencio para dejar que se oígan bien los primeros sollozos de la mujer despechada.

Respecto a Olano, a todos nos llega la hora y él ya está cansado de trapichear, desea morir.

Qué me gusta seguirte la historia Uno, qué me gustan tus imágenes, la segunda me provoca un no se qué, resignación, mucha resignación, aunque eso también ha podido ser incitado por el pie de foto/microrrelato. Yo que sé, que muy bien chaval, disfruté, como siempre.

Un beso

El Deme dijo...

Extraño sitio para un encuentro (el hall de Atocha)

theodore dijo...

De la sonrisa maliciosa al escalofrío. Qué habilidad tienes para pulsarnos los resortes con tan fabulosa economía de medios. Bravo.

Un besote.

Raúl dijo...

Algo mágico flota siempre en ellas.

Squirrel dijo...

Me has recordado al añorado Molano... las fotos son tremendas. La primera parece sacada de mad Men, sobre todo por el modelito de la chica de la izquierda, con su pelito "puntas p'a fuera".

jordim dijo...

Las estaciones y las decisiones..

Ut dijo...

Muy buenas las fotos, que juego de luces y sombras... y que historias más rebuscadas.

Olano... un poco cabrón, no??

besos

UT

senses and nonsenses dijo...

me encanta la segunda foto.

y las estaciones de trenes...

un abrazo.

Joaquinitopez dijo...

Si alguien ha visto regida su vida, su mierda de vida, por las estaciones, ese he sido yo.
Y sí, hay novelas, y, sí, hay historias pero sobre todo hay las dos cosas que matan la vida: esperanza y dolor.
Me has llevado a un punto del que no me acordaba hace tiempo. Extrañas conexiones.
Un abrazo.

ixilik dijo...

Olano, ha visto mucho teatro, y de hecho ahora mira al Arriaga.
Como va a llegar su carta , si en Uretamendi no hay comisariá?

Uno dijo...

CAFÉOLÉ. gracias.Mejor que te identifiques con la primera foto aunque te quede mas lejos de casa.

ADRIANOS, así me gusta: desdramatizando.¿Pa qué sufrir innecesariamente?

ALFORTE, una mujer que se peina así no puede tener buenas intenciones. Pero que te voy a contar a ti...

NAN, pudiera ser que yo les haya cambiado el nombre para evitar conflictos legales. Quizá pronto acaparen las portadas.

STULTIFER, si el texto es tuyo es muy bonito y si no, también.

CHAMPY, las estaciones se prestan mucho a la novela pero relacionarme con Chunking Express es mas de lo podría soñar. Gracias

CALAMARIN, que sea a mi salud.

Uno dijo...

JUSTO,un poco a chota si que huele.
Aquel era Molano y era un santo. No creo.

ARGAX, agradezco que me desarrolles un poco el tema que como soy tan vago algunos lectores ni se enteran. Lo has clavao.

DEME, creo que hay 2000 citas en Atocha al día, exactamente. De todo tipo. Incluso muchos que se encuentran sin quedar.

THEODORE, pienso poner tu texto en la contraportada del novelón basado en estos relatos. Me lo escribirá un negro, claro.
Muchas gracias.

RAUL. en las estaciones siempre hay algo a punto de llegar.

SQUIRRELL, gracias. Justo también pensó en Molano. Nada que ver con aquel santo varón.
Del pelo de la interfecta, Alforte podría hablar largo y tendido.

JORDIM, bienvenido. Me alegra que tomaras la decisión de venir a esta estación.

Uno dijo...

UT, gracias. ¿Rebuscadas? ¿Qué es esto frente a los locos episodios de tu pasado que poco a poco van saliendo a flote en tu blog?
Olano es una víctima. El cabrón es Julio.

SENSES, gracias. Cada vez hacen las estaciones mas parecidas a centros comerciales pero siguen teniendo su aquel.

JOAQUINITOPEZ, siento muchísimo havberte traido malos recuerdos. Los trenes con mal rollo mejor los dejamos pasar. Un abrazote.

IXILIK, lo de Olano entonces va a ser paranoia como dice Adrianos.
Demasiadas tardes en el Arriaga.


A TODOS MUCHAS GRACIAS Y UN MONTÓN DE ABRAZOS

TUT dijo...

Por lo impetuoso del paso de la mujer de Julio, creo que esta no lleva buenas intenciones...., en cuanto a Olano, creo que ya lo sabe y espera lo que inexorablemente va a llegar.

Las estaciones, es verdad, dan para mucho.

Que tengas un buien finde

senses and nonsenses dijo...

...en las que parecen centros comerciales ya no es tan fácil hacer las cosas que hacía ANTAÑO.
...los hoteles tb disparan las feromonas. cuídadito.
(;-))

Uno dijo...

TUT, muchas gracias. Pudiera ser que la historia de Julia formara parte de una trama de espionaje. Y que Olano fuera victima de los celos. La estación engaña mucho.

SENSES, Antaño era un pervertido y yo te escribo desde un hotel que mas que las feromonas dispara mi ira.
Pero andaré con ojo, gracias.

ABRAZOS, CHICOS

AntWaters dijo...

Hummm, pues quien parece reprocharle algo a alguien es Julio, con los brazos cruzados y su mujer con la mano en alto... fijo que la mujer que se aleja se alegraría de ver su silueta, qué tipín, de cilindro; y lo brillantes que son los suelos de las estaciones, Uno;

Olano sabe que el precio de decir la verdad es... una carga muuuu gorda, mu gorda; qué cuadros mas bonicos, Uno.

Y sí, el título era una estrofa de una canción de Marta Sánchez: "con sólo una mirada", aún de madrugada ;)

Te pueden destrozar y tal, pero mas que nada una sola persona; los demás. buehhhh

Besos de quiero una estación... es de otra canción de la Sánchez, quien no me gusta tanto como parece... o sí, no sé. Decía "quiero tener una moto oscura para expresar mejor mis sentimientos" :) A veces los paisajes hablan de uno, de Uno

besos

Uno dijo...

ANT, que pena que yo no sea psicólogo porque la interpretación que cada uno hacemos de la imagen (o de los paisajes como tu dices) debe ser muy reveladora.
Desde luego tu lo has interpretado de manera diferente a todo el mundo: la mujer es la del brazo levantado, la otra no se acerca a ellos amenazante sino que se va con su tipazo... Eres un tipo original, sin duda.
Hace tiempo que asumí que aunque no sea mi intención el blog dice mucho de Uno.

Un abrazo

Lullu dijo...

Uno, qué maravilla tu combinación foto-microrelato. Y cómo me gustan tus fotos. Llevo un rato por aquí y voy a seguir curioseando

AntWaters dijo...

Oh,oh,oh, ya veo que es ella quien tiene el brazo levantado, y que la otra chica, la del tipín, se aleja.... pero precisamente porque la chica tiene el brazo en la nuca, donde reside la verguenza y la culpa, y el chico los brazos cruzados, pienso mas que él le reprocha algo a ella; amos, no sé, así lo veo yo, con permiso de Uno ;)

besos

pe-jota dijo...

Ahora me viene a las mientes lo cinematográficas que son las estaciones de tren, mucho más que loas aeropuertos.

Uno dijo...

LULLU, gracias. Cotillea lo que quieras. Estás en tu casa.

ANT, las variaciones son infinitas. ¿quien te dice que esa mujer tan grande que se acerca amenazante no es la travesti Irene?

PE-JOTA, Todas esas que estás pensando. Y Ana Karenina.

ABRAZOS A TODOS